Pulverizadores de 1-2 litros

Pulverizadores de 1-2 litros

Descubre nuestra gama de pulverizadores de 1 y 2 litros IK. Obtén resultados profesionales con IK Sprayers.

Encuentra tu producto

Usos comunes de los pulverizadores de 1-2 litros

Los pulverizadores de IK Sprayers de 1 y 2 litros son ideales cuando la superficie a cubrir es de menor dimensión y se requiere realizar el trabajo en un breve espacio de tiempo. Su maniobrabilidad, su tamaño y peso reducidos además de su gran resistencia química son sus principales puntos fuertes.

En función del área a cubrir, el tamaño de gota y la viscosidad del químico, podemos modificar el patrón de aplicación mediante la colocación de diferentes boquillas. Existen diferentes modelos de pulverizadores de 1/2 litros que, en función del químico a aplicar, se utilizan materiales específicos para garantizar su resistencia en el uso y en el tiempo.

Entre las aplicaciones más comunes podemos destacar la limpieza de frenos y llantas, la limpieza de baños y la aplicación de aceites, lubricantes y antioxidantes, generación de espuma e incluso aplicación de alimentos líquidos.

Ver como Parrilla Lista

9 artículos

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

9 artículos

por página
Fijar Dirección Descendente

Cuándo elegir un pulverizador para limpieza de aire acondicionado

Cuando los serpentines de condensación, evaporadores y filtros están contaminados por suciedad en general; grasa, polvo… y el rendimiento del equipo del aire acondicionado se ha visto reducido notablemente, es hora de realizar una limpieza profunda con uno de nuestros pulverizadores IK para así recuperar el correcto funcionamiento y evitar un excesivo consumo de energía.

Pulverizadores para limpieza de aire acondicionado

Se trata de eliminar los contaminantes que normalmente se van a cumulando en las unidades de climatización y que de alguna manera impiden el correcto funcionamiento de las mismas produciendo un excesivo consumo de energía.

La humedad, la lluvia y el sol fijan las partículas contaminantes a las láminas de aluminio formando una costra que actúa como aislante que impide el correcto paso del aire a través de estas. De este modo, el sistema se ve obligado a trabajar en exceso para compensar la pérdida de rendimiento y consecuentemente requiere de un mayor consumo de energía, llegando a reducir la vida del equipo hasta en un 30%.

La disponibilidad de Kits de Mantenimiento y repuestos garantizan una larga vida útil del pulverizador.